23.6.18

Diversidad en las aulas: una oportunidad para aprender




Hoy, el último día de cole para nuestros niños y niñas, invitamos a participar en el blog de coeducación a una mamá comprometida y valiente. Una mamá con la que estamos aprendiendo mucho. Sonia Carballo nos habla de diversidad en el post con el que cerramos el curso 2017-2018.



El término diversidad se refiere a la diferenciación entre personas, cosas, plantas o animales. Diversidad es la variedad, la infinidad de abundancia, la disparidad o la multiplicidad. Y esta diversidad es vista en la naturaleza, el lenguaje, la cultura o la etnia como fuente de riqueza y para el aprendizaje. Cuando aparece un león albino, los humanos nos afanamos en protegerlo, cuidarlo y hasta lo ensalzamos con respecto al resto de sus congéneres. Sin embargo, ¿por qué cuando hablamos de diversidad funcional o diversidad sexual nuestra actitud es diferente?


En muchas ocasiones esta diversidad es vista de manera negativa, se señala a la persona diferente respecto del resto de compañeros y compañeras, y hasta se utiliza esa diferencia para excluir o discriminar.


La vida me ha enseñado mucho en los últimos tiempos. Y tengo que agradecerselo a esta diversidad. Todos tenemos diferentes y diversas capacidades, que nos hacen únicos respecto del resto.


La diversidad no es un problema. La diversidad es una oportunidad para que nuestros alumnos y alumnas tengan conocimiento de otras realidades y aprendan a respetarse.


Los padres nos preocupamos mucho, a veces en exceso, por las competencias que deben adquirir nuestros pequeños en las aulas. ¿Sabe leer? ¿Está aprendiendo a sumar y restar? ¿Por qué se equivoca tanto con las tablas de multiplicar? ¿Va al ritmo de sus compañeros y compañeras? Se trata de competencias lingüísticas, educativas, etc. Pero, ¿qué ocurre con los valores?


Una madre me dejó claro un día que estaba feliz de que en la clase de su hija hubiera diversidad. Y es que de esta manera estaba segura de que su pequeña “iba a aprender lo que de verdad importa; pues a sumar, a restar y a leer, todos y todas terminan aprendiendo”. Me sumo a esta reflexión profunda. No entiendo que el progreso pase por una sociedad que aparta a alumnos con diversidad funcional a Aulas Específicas “para evitar que retrase al resto de compañeros”. El verdadero retraso está en apartarlos de compañeros de los que pueden aprender y beneficiarse mutuamente. La diversidad enriquece en la naturaleza, la cultura, las etnias y también en las aulas.


Mi hija forma parte de esa diversidad sexual. Gracias a esta diferencia de mi pequeña aprendo todos los días la grandeza del ser humano. La tolerancia, el respeto, la escucha o la empatía también pueden aprenderse.


Desde el pasado 18 de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha eliminado la transexualidad de la lista de enfermedades mentales. Así quedó confirmado en la nueva edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). La eliminación de la transexualidad se da después de tres décadas de que no existiera actualización alguna del CIE, un listado que contiene todas las enfermedades reconocidas, más de 55.000, utilizado para el diagnóstico médico en todo el mundo. La decisión fue resultado de once años de trabajo y pone fin a un antiguo reclamo del colectivo LGBT a nivel mundial. Sin embargo, la transexualidad continuará considerándose un "desorden" del comportamiento sexual. Esto responde a una estrategia: que las personas transexuales puedan obtener ayuda médica cuando la necesiten ya que en muchos países el sistema de salud no otorga atención si no está incluido en la mencionada lista.


Termina un curso escolar en nuestro CEIP Tomás Ybarra pleno de aventuras diversas, de profesores y profesoras implicadas, de un equipo directivo que ha demostrado cómo la diversidad es una oportunidad en las aulas, y habiendo sido reconocido como un centro transfriendly, de referencia, por Chrysallis, la Asociación de Familias de Menores Transexuales.

Os dejamos un video que explica de forma muy didáctica la realidad de la diversidad sexual y de género:


Hasta septiembre!

3.4.18

Proyecto Recreos Inclusivos






Ayer día 2 de abril fue el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, y tenemos algo que contaros.

¿Os acordáis del ruido, el movimiento, el caos del patio del colegio en vuestra infancia? Hay quien lo pasaba mal entre tanto jaleo. A otros se les daba bien integrarse en los juegos de ritmo vertiginoso en los que montones de niños y niñas se autoorganizaban de forma sorprendentemente fluida… y había quien prefería quedarse en un rinconcillo charlando, lejos del alboroto. Seguro que muchos y muchas en algún momento quisimos participar de algún juego, pero el grupo estaba cerrado y ni siquiera se dieron cuenta de que estábamos allí…Cosas de niños, cosas de niñas, diríamos. Luego se nos olvidaba porque, quizá, pasaba por allí corriendo nuestra compañera de clase y se nos ocurría alguna idea genial para entretenernos…

Algunos niños y niñas se sienten extremadamente abrumados por una situación como ésta y experimentan grandes dificultades para integrarse en el patio del colegio, un espacio demasiado amplio, demasiado ruidoso, demasiado desestructurado, donde las cosas ocurren demasiado rápido. Para muchos niños y niñas el recreo, lejos de ser un lugar de diversión y descanso, se convierte en fuente de frustración, malestar y estrés. Es en el patio del colegio donde el alumnado con necesidades educativas especiales y dificultades socio-comunicativas, en particular, con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), tiene mayores dificultades de integración en el entorno educativo.

En nuestro colegio, donde la inclusión figura como uno de los pilares fundamentales, personal docente y no docente trabaja cada día para que las niñas y niños con necesidades educativas especiales vivan la escuela como lo que son: uno más, una más.

Recientemente, nos hemos embarcado en un proyecto muy especial junto al resto de los colegios de nuestro municipio. Con la colaboración de Tomares Diverso, la Asociación Autismo Sevilla y el Ayuntamiento de Tomares, el curso pasado nos propusimos ayudar al alumnado con dificultades de comunicación y habilidades sociales en el recreo, un entorno que, como hemos  mencionado anteriormente, es por su propia naturaleza desestructurado y a menudo abrumador para estos niños y niñas.

Sara y Julia son educadoras especializadas de la Asociación Autismo Sevilla que desde comienzos del segundo trimestre acuden a nuestro colegio para apoyar y trabajar con nuestro alumnado con necesidades educativas especiales y TEA. Cada miércoles y viernes, durante el recreo, estas educadoras dedican un tiempo de atención personalizada al alumnado que lo necesita, ofreciéndoles pautas de juego y recursos que mejoran sus habilidades sociales y de comunicación con sus iguales, potenciando la creación de grupos inclusivos y diversos, con la implicación activa de compañeros y compañeras que les sirven de apoyo a la vez que trabajan el respeto a la diversidad y la comprensión de las características y necesidades del otro.

La intervención de las profesionales de Autismo Sevilla se desarrolla en base a un proceso de observación y seguimiento constantes, semana tras semana, de modo que las propuestas de actividades se ajustan a las preferencias y se adecuan a las necesidades concretas de cada niño y cada niña. El apoyo que se ofrece es, por tanto, individualizado y va dirigido tanto a desarrollar habilidades de comunicación, como a comprender situaciones sociales cotidianas y mostrar un comportamiento adaptado a las mismas. Esto les ayuda a disminuir el nivel de estrés y frustración que el recreo a menudo les ocasiona y a conseguir mayores niveles de integración.

Se trata de mucho más que un proyecto de apoyo educativo para alumnado con necesidades especiales. El proyecto Recreo es una herramienta que nos permite contribuir a construir una sociedad más respetuosa e inclusiva. De él se beneficia, sin duda, todo el centro, que aprende a convivir apreciando las diversas capacidades de todos y todas y celebrando la diferencia en condiciones de equidad.

La asociación Autismo Sevilla pone a disposición del personal docente y de la sociedad en general una completa guía sobre la intervención especializada en el recreo con alumnado de necesidades socio-comunicativas especiales.

11.3.18

Sobre estereotipos y prejuicios





Los estereotipos son creencias populares sobre aquello que caracteriza a un grupo social. Así, solemos generalizar, etiquetar, categorizar los grupos, lo cual nos facilita el análisis de la realidad e incluso puede ayudar a predecir ciertas situaciones. Los estereotipos van a menudo asociados a prejuicios, con connotaciones negativas. Pero, por otro lado, tienen una función muy importante en el proceso de socialización de las personas porque facilitan la conciencia de pertenencia al grupo. Los estereotipos se van integrando desde la infancia, de forma natural. Uno de los grandes problemas de los estereotipos es que encorsetan y restan libertad para que nos desarrollemos en todo nuestro potencial. Otro problema es que a veces esperan de nosotros y nosotras cosas que no se ajustan a nuestras verdaderas preferencias…


Muchos y muchas diríamos que cuando juzgamos somos imparciales y no mostramos sesgos. Sin embargo, hay numerosos estudios que demuestran lo contrario. Uno realizado en Estados Unidos y publicado en una prestigiosa revista científica en 2012, mostraba como existía un sesgo desfavorable sobre candidatas que optaban ficticiamente a un puesto de trabajo en un laboratorio. Se repartieron 127 currículos exactamente iguales a profesores y profesoras de varias facultades para que los evaluaran. A la mitad, se les entregó el currículo con nombre masculino y al resto con nombre de mujer. Las supuestas candidatas recibieron una puntuación significativamente menor respecto a competencia y empleabilidad que los hombres. Incluso se proponía un sueldo muy inferior al propuesto para los supuestos candidatos. 

Estos resultados se derivan de sesgos inconscientes basados en estereotipos y prejuicios sobre las capacidades de mujeres y hombres.


Tras las masivas movilizaciones por el día 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, un vídeo se comenzó a viralizar. Se trata de un corto acertijo que nos hacen reflexionar sobre nuestros propios prejuicios. Os animamos a verlo, si aún no lo habéis hecho:


No conviene olvidar que personas de diferentes razas, orientación sexual, identidades de género, diversidad funcional...también son objeto de prejuicios de este tipo.
El primer paso para evitarlo es hacerse cosciente de ello.