13.1.18

Una científica es como tú y como yo

Acercando referentes femeninos en el mundo de la ciencia






El día 11 de febrero fue proclamado por la ONU el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Hay muchos motivos para ello:

Indudablemente, el acceso a la educación y el número de mujeres con estudios  universitarios ha crecido mucho en los últimos años. Sin embargo, la presencia de mujeres en ciertas áreas científicas, como la física y las ingenierías, es muy inferior a la de los hombres. Este dato no se puede explicar solo por la más reciente incorporación de la mujer al ámbito científico.

Existen estudios que describen cómo desde pequeñas, las chicas pueden sentirse menos atraídas hacia las ciencias y carrera investigadora. Contribuyen el entorno social, familiar y educativo que, en general, no incentivan de igual manera a chicos y chicas a elegir carreras científicas y técnicas. Está demostrado que es común que las chicas muestren mayor ansiedad ante las matemáticas y ciencias que los chicos, incluso si su rendimiento en esta materia es bueno. En general se tienen menos expectativas de que, en comparación con los niños, las niñas tengan profesiones relacionadas con la ciencia y la tecnología, áreas que se presentan como ámbitos marcadamente masculinos.
Una realidad palpable es la  escasez de roles científicos femeninos. A la baja presencia de mujeres en ciencia, se suma la invisibilización de muchos de sus logros (en medios de comunicación, libros de texto..). La mujer ha tenido un papel determinante, sin embargo, en el desarrollo de la ciencia, pero no se habla demasiado de ellas. En su momento, era incluso impensable que nos pudiésemos dedicar a ello. Fijaros que, por ejemplo, Ada Byron (o Ada Lovelace), la primera programadora de la historia, firmó sus trabajos con sus iniciales por temor a que no se tuviera en cuenta sus trabajos por ser mujer...

En nuestro colegio se presta especial atención a este hecho, porque estamos comprometidos con la igualdad, y nuestro alumnado tiene desde hace mucho la oportunidad de estudiar los avances de la humanidad liderados por mujeres como Hipatia de Alejandría o María Mitchell, entre otras.

Aunque en los últimos tiempos estamos asistiendo a un ligero cambio, normalmente, con la excepción de Marie Curie, en los libros de texto y en los medios de comunicación apenas se dan a conocer mujeres científicas y expertas. Las pocas veces en las que se habla de las científicas, es normal presentarlas como personas raras, con poca vida personal, o haciendo hincapié en que el aspecto físico y la inteligencia no pueden ir unidos. Las jóvenes muy probablemente no se sientan identificadas con estas pioneras.

Con idea de acercar a nuestro alumnado el perfil real de la mujer científica, hemos organizado, una vez más, una mesa redonda en la que participarán estudiantes del Grado de Biotecnologia de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. De esta manera pretendemos que nuestras niñas y niños de 5º conozcan jovenes científicas (o en proceso de serlo), sepan de sus motivaciones, sus aspiraciones y el camino que están siguiendo para cumplir su objetivo de de dedicarse a la ciencia.  

Pensamos que con esta actividad, enmarcada dentro de la inciativa 11 de febrero, contribuimos a normalizar la percepción de la figura de la mujer científica entre nuestro alumnado y presentamos esta opción de futuro como algo igualmente posible para niñas y niños.

17.12.17

Campaña del juguete no sexista y no violeneto



El juego infantil es mucho más que entretenimiento. Durante el juego, el niño y la niña están ensayando patrones, comportamientos, actitudes ante la vida. A través del juego van aprendiendo a ser mayores.
Como cada año por estas fechas, son recurrentes las noticias que ponen el foco en la separación sexista que se hace de los juguetes anunciados en los catálogos y los pasillos de las grandes superficies y jugueterías. Puede decirse que, en principio, un juguete no es sexista en sí mismo, pero puede serlo el modo en que se presenta a la sociedad, si se dirige a niños o niñas en función de unos estereotipos que coartan su libertad de elección, su libertad de ser. A estas edades niños y niñas están indefensos ante la información sutil -y no tan sutil- que les llega y que influye, sin duda, en el conjunto de creencias, convicciones y criterios sobre cómo se supone que deben ser en el futuro.
Es precisamente en estos momentos en los que se sientan las bases de los roles de género en los que niños y niñas se acomodan naturalmente y que en un futuro pueden contribuir a que se perpetúen las desigualdades que hoy vivimos. Para coeducar, los mensajes que lleguen a niños y niñas deberían hacerles ver que a los bebés también los cuidan los papás, que las averías de casa también las pueden solucionar las mamás, que las mujeres pueden conducir bólidos, ser bomberas, pilotar aviones, estudiar ingeniería, ser buenísimas jugando al fútbol o que los padres pueden ocuparse de la plancha, ser sensibles, huir de lo agresivo o cocinar riquísimo.
Un año más en el cole se ha puesto en marcha la campaña del juguete no sexista y no violento realizado por nuestro alumnado con materiales reciclados y que se expondrán en la entrada del edificio principal durante los días previos a las vacaciones de Navidad.
Esperamos que esta iniciativa contribuya a normalizar la idea de que no hay cosas de niños y cosas de niñas, sino cosas de personas.

26.11.17

Trabajar el buen trato todos los días

Ayer, 25 de noviembre, se celebró el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género. La violencia de género es aquella ejercida sobre la mujer por el mero hecho de serlo. Es la expresión más extrema de la desigualdad reinante en la sociedad en la que vivimos. Es la punta del iceberg. Todos y todas somos responsables, desde el ejemplo, de luchar cada día contra esta triste e inaceptable lacra. 
Aquí podéis encontrar un par de cuentos con los que trabajar el buen trato y respeto hacia los y las demás, pilares fundamentales sobre los que una sociedad realmente igualitaria debe asentarse.

Arturo y Clementina, de Adela Turín.

 

Ni un Besito a la Fuerza, de Marion Mebes





17.11.17

Sobre el valor de la educación, el respeto, la cooperación y la igualdad de oportunidades




A veces no somos conscientes de que somos seres privilegiados. Sin embargo, debemos saber que, simplemente por haber tenido la suerte de nacer en esta parte del mundo, la vida nos resulta mucho más fácil que a otras personas. Valorar y reflexionar sobre la fortuna de que en nuestro pueblo haya colegios, que sean públicos, que podamos llegar a ellos dando un paseo, habiendo desayunado, es tan justo como necesario.
El próximo lunes saldremos al Auditorio de Tomares para ver una película preciosa. Camino a la Escuela nos habla de la vida de cuatro niños y niñas de diferentes partes del mundo, que cada día se enfrentan a numerosas dificultades para algo tan sencillo para nosotros como es llegar al colegio. Todos los protagonistas nos transmiten las mismas ganas de aprender y la profunda convicción de que solo con educación podrán alcanzar un mejor porvenir. A ellos no les frenan ni los elefantes, ni las dificultades físicas, las caminatas de varias horas o las inclemencias del tiempo… Quieren aprender por encima de todas las cosas. Son ejemplo de voluntad, constancia y determinación para todos nosotros y nosotras.
A veces no tenemos ganas de ir al cole y miramos con recelo la idea de tener que sentarnos en la clase a aprender nuevas cosas. Pero no debemos olvidar que estamos creciendo como personas y que la educación nos permitirá ser libres y capaces de tomar nuestras propias decisiones en la vida.
La película está patrocinada por la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) que, a través de ella, fomenta el diálogo entre civilizaciones desde el respeto de los valores y cultura de los pueblos.
Con el visionado de la película nuestro alumnado tendrá la oportunidad de explorar el valor del trabajo colaborativo y en equipo, la importancia del compromiso, de la práctica del respeto, la solidaridad, tolerancia y la búsqueda de la igualdad de oportunidades.
 
Seguro que la disfrutan.



Agradecemos al Ayuntamiento de Tomares el habernos cedido el uso del Auditorio para esta actividad y su colaboración para la obtención de los permisos de exhibición.

10.9.17

CEIP Tomás de Ybarra, un colegio que reconoce el derecho a ser únicos y diversos

Mañana vuelven nuestros peques al cole. Entre nervios e ilusión, con más o menos ganas de volver a la rutina y dejar atrás los días de descanso, mañana todos y todas comenzarán el nuevo curso escolar. Y lo harán en un cole público que ha decidido apostar por un estilo educativo inclusivo donde todas y todos tienen cabida, en el que cada niño y niña tiene su espacio, se le ve y se le mira, se le atiende con todas sus particularidades. En nuestro cole reconocemos el derecho de todas y todos a ser diversos.

En el documento que describe las líneas generales de actuación pedagógica de nuestro centro, dentro del Plan Educativo, se establecen una serie de principios que reflejan nuestra identidad y estilo educativo, que marcan la práctica docente y el funcionamiento del colegio en todas sus dimensiones.

Como puede leerse en dicho documento, entre los principios que guían la marcha de nuestro colegio se encuentra el 'Principio de inclusión educativa y personal, entendido como el respeto a las diferencias y al derecho de ser únicos y diversos, creando tiempos y espacios para el desarrollo emocional y personal, para la escucha activa y la expresión de sentimientos y emociones sin juicios que condicionen el desarrollo de las relaciones personales entre todos los miembros de la comunidad, que son tan importantes como modelo en un centro educativo'.

Os damos la bienvenida con este vídeo de una de las famosas TED Talks con el que podemos entender perfectamente el sentido de la escuela inclusiva y respetuosa, una escuela que 'guía, valora, entiende y atiende a cada uno de sus niños' y sus niñas', como nos dice Silvana Corso. 

Esperamos que lo disfrutéis.


18.5.17

¿Por qué coeducación en la escuela?





Quizá te hayas preguntado por qué es necesaria la coeducación en la escuela….


Para empezar porque lo dice la ley :)


La aprobación de la Constitución Española, en la que se establece que los poderes públicos promoverán las condiciones para que la libertad y la igualdad sean efectivas, es el punto de partida desde el que se han venido desarrollando las políticas a favor de la igualdad entre mujeres y hombres en España desde los comienzos de la democracia. 


Por su parte, el Estatuto de Autonomía de Andalucía establece que la Comunidad Autónoma propiciará la igualdad efectiva de hombres y mujeres y asume el compromiso de que los planes educativos de Andalucía incorporen los valores de igualdad de género. 


Andalucía es, de hecho, la única Comunidad Autónoma que cuenta con un Plan de Igualdad desarrollado en una normativa que deben cumplir todos los centros educativos públicos desde 2005. Desde entonces se han ido implementando en los colegios e institutos públicos andaluces diversas actuaciones encaminadas a la incorporación efectiva de valores igualitarios entre mujeres y hombres. 


Aunque aún no ha sido puesto en marcha, en febrero de 2016 la Junta de Andalucía aprobó el II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación, que incorpora mejoras que refuerzan las medidas para la prevención y erradicación de la violencia contra la mujer y para eliminar la discriminación por identidad y orientación sexual, el modelo de familia o formas de convivencia. Como puede leerse en el portal de Igualdad de la Junta de Andalucía, el nuevo Plan se articula en torno a cuatro ejes: (i) establecer las condiciones para que los centros desarrollen planes coeducativos a través de una organización escolar y de un currículo sin sesgos de género; (ii) desarrollar acciones de sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa; (iii) promover iniciativas de prevención de la violencia;  (iv) e integrar la perspectiva de género en el funcionamiento de la Administración educativa andaluza.


En nuestro colegio también pensamos que la coeducación es una prioridad para conseguir que nuestros niños y niñas crezcan y sigan construyendo una sociedad libre de violencias machistas y discriminación, un mundo más justo y sano, en el que todos y todas tengan las mismas oportunidades y puedan elegir en las mismas condiciones. 


La tarea de coeducar debe ser transversal y dar cabida a la reflexión profunda y el cuestionamiento de los roles de género para conseguir eliminar los estereotipos que nos marcan, determinando nuestras decisiones y nuestras relaciones con los demás. 


Puede parecer pronto, pero es muy importante que la educación en la igualdad comience en edades tempranas, de forma adaptada al grado de madurez de los niños y niñas. Existen estudios que alertan sobre los niveles de violencia en adolescentes y es indudable que, además del trabajo que se pueda hacer en los institutos, el camino hacia la erradicación real de este problema comienza en el colegio.


Además, coincidimos con muchos y muchas en la necesidad de visibilizar a las mujeres y su contribución al desarrollo de las sociedades, construyéndose así una conciencia natural que integre a todos y todas sin prejuicios.


Un aspecto que creemos esencial en esta labor coeducativa es, también, el trabajo emocional, especialmente en niños, tan encorsetados a veces en el rígido modelo de una masculinidad alejada de la sensibilidad, la ternura y la empatía.


El equipo encargado de igualdad en nuestro colegio está muy comprometido y nos entusiasma la idea de poder apoyar y fomentar propuestas coeducativas que permitan que nuestros niños y niñas descubran con alegría todas sus potencialidades y consigan un desarrollo pleno como personas. 


Decimos sí a las diferencias, pero en igualdad de condiciones